top of page

BAMBUCO, GUADUA Y CANCIÓN, COLOQUIO QUE CAUTIVÓ AL PÚBLICO BAMBUQUERO

El pasado sábado 02 de noviembre, en el marco del 28° Concurso Nacional del Bambuco - Homenaje a Luis Carlos González, se llevó a cabo en el teatrino del Santiago Londoño el XXI Coloquio Bambuquero que cautivó al público asistente que disfrutó de la jornada denominada: "Bambuco, guadua y canción".


El Coloquio Bambuquero es una actividad que desde hace 21 años se desarrolla en el marco del concurso y sirve de escenario para que propios y visitantes tengan una forma diferente de aproximarse a la música andina colombiana y a sus protagonistas, siendo el bambuco el eje central pero en el que por la dinámica de los contenidos, también tienen cabida otros aires musicales tradicionales de Colombia y América Latina y que cada año cuenta con expositores diferentes.


En esta ocasión, el coloquio "Bambuco, guadua y canción" fue desarrollado por la docente, investigadora y escritora Gloria Socorro Valencia y el luthier y gestor cultural Luis Evelio Giraldo, quienes lograron un vínculo especial con los asistentes al hacerlos partícipes como escuchas, lectores y cantantes. Un encuentro que estuvo cargado de historias, aprendizajes y de buena música.





ABRE TU VENTANITA


Cada uno de los asistentes fue recibido con una ventana de papel que relacionado con el libro "Renacer, abre tu ventanita para que pase mi alma", escrito por Gloria Socorro Valencia, y que contenía varios versos que fueron leídos en voz alta por el locutor y periodista cultural, Luis Guillermo Cárdenas, comentarista especializado en música andina colombiana para UM Radio de Manizales.


Luego de este ejercicio de escucha y análisis para adentrarnos en la obra de Luis Carlos González, se conocieron detalles de los contextos sociales e históricos que acompañaron la génesis de algunos de los escritos del poeta pereirano. Se evidenciaron temas recurrentes y clasificatorios en dichos poemas, el uso abundante de metáforas y metonimias, así como de otros recursos que daban cuenta de la riqueza literaria que alberga esta poesía y cómo el versificador supo cuáles de estos escritos estaban hechos para convertirse en bambucos y cuáles definitivamente no. Así como se visibilizaron algunos errores fonéticos que suelen escucharse en las interpretaciones de bambucos conocidos como La Ruana. [...Calor de pecado dulce y dulce calor de faltas...] Aquí suele decirse faldas en lugar de faltas, como es la forma correcta.